Menú Cerrar

Abraham Lincoln

Fue un político y abogado estadounidense que ejerció como decimosexto presidente de los Estados Unidos de América desde marzo de 1861 hasta su asesinato en abril de 1865. Nació el 12 de febrero de 1809 en Washington DC. Lideró a Estados Unidos durante la Guerra de Secesión. El conflicto más sangriento y quizás también la mayor crisis moral, constitucional y política que ha sufrido la nación estadounidense. Al mismo tiempo, preservó la unión. Abolió la esclavitud, fortaleció el gobierno federal y modernizó la economía. Son características positivas que no se pueden dejar de mencionar cada vez que se habla de él.

Abraham Lincoln creció entre los estados de Kentucky e Indiana. En su momento era el Lejano Oeste. Fue un hombre autodidacta que llegó a ser abogado en Illinois. Líder del Partido Whig y que resultó elegido para la Cámara de Representantes de Illinois, en la cual permaneció ocho años. Elegido para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en 1846. Además, promovió una rápida modernización de la economía a través de sectores como el bancario, los impuestos, y los ferrocarriles.

En un principio había acordado no optar a un segundo período de congreso. Y que a su oposición a la intervención estadounidense en México era impopular entre los votantes de Illinois, Abraham decidió regresar a Springfield para retomar su carrera en la abogacía. Regresó a la política en 1854 y se convirtió en líder de la construcción del nuevo Partido Republicano. Que tenía una gran masa de votantes en Illinois. En 1858 abogó por la abolición de la esclavitud.

Tras abolir la esclavitud

En 1860, se aseguró su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano. Pero, solo tuvo apoyo de los estados sureños, defensores de la esclavitud. Arrasó en el norte y fue nombrado presidente en 1860. Antes de llegar a la Casa Blanca, su victoria y la falta de acuerdo en el tema esencial de la esclavitud provocaron que siete estados del sur se escindieran para crear los Estados Confederados de América.

Lincoln, políticamente hablando supo defenderse enfrentando a sus adversarios entre sí. Mediante un mecenazgo político cuidadosamente planificado y apelando al pueblo estadounidense con su habilidad oratoria. Se concentró en las dimensiones militares y políticas del conflicto del país. Su objetivo principal era conservar la unidad de su país, por lo cual supervisó de cerca el esfuerzo de guerra, en especial la selección de los generales que dirigían el ejército.

Un poco más sobre su vida

Fue un político excepcionalmente astuto que se involucró profundamente en las cuestiones de poder de cada estado, Lincoln consiguió ser reelegido como presidente en 1864. En previsión del final de la guerra, impulsó una moderada reconstrucción que buscaba reunificar el país de manera rápida a través de una generosa política de reconciliación en medio de una persistente y amarga división. El 14 de abril de 1865, cinco días después de la decisiva rendición del general en jefe del banco confederado, Lincoln fue asesinado por John Wilkes Booth. Un simpatizante de la causa del sur. Desde entonces, Abraham Lincoln ha sido considerado por historiadores y por la opinión pública como uno de los mejores presidentes de los Estados Unidos de América.

Creció en una familia de cristianos bautistas. Nunca se unió a ninguna iglesia ni profesó explícitamente sus creencias religiosas. No obstante, hacía numerosas referencias de Dios en sus discursos. Sus padres fueron Thomas y Nancy, y ellos pertenecían a una Iglesia Bautista de Little Mount, situado cerca de Elizabethtown en el estado de Kentucky.