Menú Cerrar

Actividades de comprensión lectora

Las actividades de comprensión lectora son consideradas como una estrategia de comprensión la cual puede ser organizada en un marco de tres partes, en donde se incluyen actividades específicas a ser utilizadas antes, durante y después de la lectura.

Actividades de comprensión lectora

Antes de la lectura: Una de las actividades de comprensión lectora que se debe hacer antes de la lectura, es el motivar a los estudiantes, esto se puede lograr por medio de actividades que pueden aumentar el interés sobre lo que se leerá. Una de las maneras de lograr esto, es por medio de conversaciones sobre el texto o con exhibiciones sobre el arte relacionadas con el texto.

Es importante antes de leer un texto, plantear ciertas metas, como el identificar y discutir palabras difíciles, frases y conceptos dentro del texto.

Durante la lectura: Se deben hacer conexiones entre las ideas importantes en el texto. También se pueden integrar nuevas ideas con conocimientos existentes, esto para fomentar algunas preguntas. Una manera de mejorar la comprensión lectora, es la repetición de ciertos párrafos y frases importantes o que son difíciles de comprender.

Después de la lectura: Se debe analizar lo leído, expresando con las propias palabras del lector, las partes que este considera importante. También se puede resumir lo que fue leído para analizar cuáles fueron las ideas principales que se obtuvieron de un texto.

El generar un relato

El relato implica que los estudiantes oralmente deben generar una reconstrucción de una historia que han leído.

Una de las ventajas del relato para la comprensión lectora, es que este requiere que se activen los conocimientos obtenidos de una historia. Como parte del relato, los estudiantes trabajaran la manera en como estos ordenan y resumen las información. El relato puede ser utilizado como una manera de evaluar qué tan bien un estudiante está comprendiendo una historia, para después utilizar esta información como una ayuda para poder desarrollar una comprensión más profunda de lo que se ha leído. Se debe considerar que el relato es una de las mejores actividades de comprensión lectora que se puede practicar, debido a que deja en claro que mientras más detalles se logren expresar, mejor es la comprensión lectora.

Los tipos de relato

Una manera de evaluar la comprensión lectora con esta actividad, es identificar el tipo de relato que se expresó, ya sea un relato simple, intermedio y completo.

El relato simple: En este tipo de relato se puede identificar y repetir el principio, medio y final de una historia en orden, además de describir la configuración de la historia, identificando el problema y la solución de un problema.

El relato intermedio: En este relato se puede identificar y relatar acontecimientos y hechos dentro de una secuencia. Se puede hacer inferencias o supuestos para completar la información faltante, y se pueden identificar y repetir causas de acciones o eventos y sus efectos.

El relato completo: En este se pueden identificar y repetir una secuencia de acciones o eventos, haciendo además inferencias para tener en consideración eventos o acciones, ofreciendo finalmente una evaluación propia de la historia.

Descargar ficha: Actividades de compresión lectora