Menú Cerrar

Cómo hablar de sexualidad con los pequeños

Aunque seamos adultos, las preguntas sobre sexo y sexualidad que realizan los niños, regularmente pueden ser a ser algo incomodas para muchos. Sin embargo, más allá de la experiencia y tener respuestas acertadas en todo momento, lo importante siempre será la comunicación.  Hay que manejar y conversar del tema a medida que el niño adquiera mayor madurez y comprensión de lo que están hablando.

Más allá de tener siempre la respuesta indicada, es necesario estar preparado para todo caso. Lo ideal es ir hablando gradualmente sobre el tema. Explicarle muchas cosas en un mismo momento puede confundirlo y agobiarlo. Dependiendo del grado de satisfacción que tenga la explicación, ante sus dudas, la comunicación en ese sentido puede tener variaciones.

Recomendaciones básicas para hablar de sexualidad

Definir desde pequeños las diferencias físicas entre niños y niñas. Es importante dejar el temor y en muchos casos la vergüenza al tocar este tipo de temas. Tomar las riendas desde el principio. El primer tema a tratar debe ser la diferencia física entre niños y niñas, conversando sobre qué los diferencia y el respeto que debe existir entre ambos.

Hay que hablar de la sexualidad antes de que pueda tener confusiones externas. Hoy en días es muy común encontrar en la televisión situaciones de violencia y sexo. Pueden ser vistas por los niños sin causarle conflictividad, toda vez que el niño haya sido abordado con pequeñas capsulas informativas.

Conversar directamente sobre el embarazo. Este quizás es uno de los temas más complejos para muchos padres y representantes, quienes dejan el tema a los maestros. Sin embargo, llega el momento en que todo niño empieza a preguntarse de donde vienen los bebés. Un apoyo importante para esta explicación puede encontrarse directamente en literatura infantil. Con un toque de  fantasía ellos pueden apreciar la realidad de forma conveniente.

Este elemento es útil en niños pequeños. A medida que van creciendo cuentan con la posibilidad de ir desarrollando más la idea y lentamente cambiar la fantasía por la explicación real de los procesos del embarazo.

Tratar el tema de la homosexualidad y cambios de género. Este tema es de alta complejidad, sobre todo porque en pleno siglo XI sigue habiendo prejuicio al respecto. Es de gran importancia explicarle al niño de forma simple, la existencia de personas con tendencias y gustos diversos y que, sin importar cuál sea su aspecto o gustos, merecen respeto y aceptación como el resto de las personas.

Para finalizar

Es de gran importancia afrontar la sexualidad ante los niños, pues tarde o temprano surgirán dudas. Lo mejor es que vea en la madre o el padre la persona de confianza con quien hablar. Que sean su primera fuente. Poco recomendable es que acudan a terceros a tratar temas de su interés.

No tenga miedo de llevar la batuta en este tipo de temas. Poco a poco al niño se enfrentará a la computadora, la televisión, el cine y los amigos del colegio. Cualquiera puede ofrecer una versión distinta en cuanto a sexualidad. Si usted lo prepara desde su niñez, en la adolescencia y adultez tendrá posiciones firmes en cuanto ello. Además será muy difícil que caiga en manipulaciones o  manejos tendenciosos en cuanto al tema. Los que están en su círculo fuera del hogar no tienen las mismas ideas, creencias ni aspiraciones que tiene usted con respecto a su hijo.