Menú Cerrar

Cuadriláteros y sus características

Los cuadriláteros son figuras geométricas que pueden tener diferentes formas, caracterizándose por tener cuatro ángulos y cuatro lados. Estos polígonos además se destacan porque al sumar sus ángulos interiores la suma obtenida es de 360°, pudiendo ser clasificados según el paralelismo que tenga cada uno de sus lados, encontrando de esta forma a los paralelogramos, los trapezoides y los trapecios.

Cuadriláteros y su clasificación

Paralelogramos: estos cuadriláteros tienen en sus lados opuestos la misma magnitud, sus ángulos opuestos son completamente iguales y sus diagonales son cortadas en su punto medio. Principalmente los paralelogramos tienen dos lados de pares paralelos y en esta clasificación se encuentra el rectángulo, rombo, cuadrado y romboide.

Los cuadrados tienen la misma medida en todos sus lados, y sus ángulos miden 90 grados, en cambio los rectángulos tienen dos lados de igual medida y en su interior se forman ángulos rectos de 90°. El rombo tiene todos sus lados con la misma medida y tiene en su interior dos ángulos obtusos y dos ángulos agudos; mientras que el romboide tiene dos lados con la misma medida y posee dos ángulos obtusos y dos ángulos agudos.

Trapecios: estos son cuadriláteros que tienen dos lados en paralelo, con una distinta longitud y sus otros lados no se encuentran ubicados de manera paralela. A su vez, en los trapecios se pueden encontrar figuras como el trapecio rectángulo, el isósceles, el escaleno y el trapecio trisolátero.

Trapezoides: los trapezoides se caracterizan por no tener lados paralelos y clasificarse en trapezoides asimétricos y simétricos. Donde los asimétricos pueden tener dos o tres lados de la misma medida o simplemente ninguno; mientras que los simétricos se caracterizan por tener dos lados de la misma medida.

Cómo aprender más sobre los cuadriláteros

Una vez conocidas las propiedades de los cuadriláteros, es bueno usarlas para bosquejar cada polígono, entendiendo la forma de sus lados y similitud; esta es una forma de entender estas figuras geométricas y de identificarlas cada vez que se ven en la escuela, siendo una forma entretenida de enseñar a los niños.

Para esto es bueno destacar que estas figuras geométricas tienen cuatro lados, y según su clasificación es la forma que van adquiriendo, por eso surgen los paralelogramos, trapecios y trapezoides. Es bueno enseñar por ejemplo, que a partir de un cuadrado se puede dar forma a un trapecio, siendo una manera de jugar con estas figuras y de paso conocer sus propiedades; ya que no solo bastará dibujarlas, también los niños deberán recordar sus propiedades.

A partir de rectas paralelas en un plano o papel, se puede dar forma a diferentes cuadriláteros, donde se puede ver además sus ángulos. Esta es otra forma, de enseñar a los estudiantes la composición de estas figuras geométricas.

La importancia de entender estas figuras geométricas, recae en que esta es la base para pasar a la siguiente lección, que tiene que ver con la longitud, el perímetro, área y volumen de las figuras geométricas. Las que pueden ser enseñadas solo una vez que los estudiantes ya comprendan las propiedades de los cuadrados, trapecios y trapezoides.

Descargar ficha para; Paralelogramos para completar