Menú Cerrar

Ejercicios de caligrafía

El contar con un estilo de escritura demasiado cursivo puede ser algo embarazoso, pero lo más grave de un estilo de escritura de esta manera, es que puede afectar significativamente nuestra vida académica y profesional. En lugar de permitir que nuestra letra siga empeorando, debemos realizar cambios para embellecer nuestra escritura, cambios que van acompañados con diversos ejercicios de caligrafía.

Ejercicios de caligrafía

Analizando nuestra letra; El primer paso de los ejercicios de caligrafía, es el escribir un párrafo para analizar nuestro estilo de letra. Debemos elegir cualquier tema, el que cuente con al menos 5 líneas. Si no nos sentimos creativos, para este paso se puede tomar un texto de algún libro o periódico. El objetivo es tener una idea de lo que parece nuestra letra. Cuanto más escribamos, más exacto será nuestro análisis.

El identificar patrones; Tras escribir un párrafo simple, es hora de analizar si nuestra escritura se encuentra llena de curvas o es demasiado grande, pequeña, etc. También debemos identificar la alineación, debemos comprobar si nuestras palabras tienden a ser escritas en un ángulo hacia arriba o hacia abajo.

El espacio; Otro punto que debemos analizar es el espaciado. Esto hace referencia a la distancia que se encuentra entre las palabras y las letras, esto nos ayuda a determinar la calidad de nuestra escritura. Para contar con una correcta caligrafía debe haber suficiente espacio entre cada palabra, en donde pueda caber una letra o. Dependiendo del espacio entre las palabras, el contar con demasiado espacio entre las palabras o muy poco, es indicativo de que se cuenta con una escritura pobre. También es importante comprobar la cercanía entre cada letra, ya que letras muy juntas, hace que sea difícil de leer lo que se escribe.

Mejorando nuestra caligrafía

Escribiendo en el aire; Este es uno de los mejores ejercicios de caligrafía que podemos practicar. Debemos ser conscientes de que la mayoría de las veces, las personas con una letra ilegible, se debe simplemente a que no han entrenado apropiadamente los grupos musculares correctos en sus manos, brazos y los hombros. El practicar escribir frases en el aire con nuestro dedo, obliga a utilizar los grupos musculares de nuestro brazo y hombro, lo que puede evitar que se escriba de manera desordenada o demasiado estrecho.

Practicar formas básicas; Cuando se cuenta con un estilo de caligrafía demasiado cursivo, es debido a la inconsistencia entre la forma de las letras. El simple hecho de llenar toda una hoja de papel con líneas verticales paralelas y con formas geométricas como un triángulo, cuadrado, etc. hace que se logre mejorar el control sobre las formas de las letras.

El escribir; Quizás el ejercicio de caligrafía de mejor calidad para mejorar nuestro estilo de escritura, es el practicar escribir todo lo que podamos. Al tener la oportunidad de escribir cosas a mano siempre que nos sea posible será la práctica más beneficiosa en la mejora de nuestra escritura. Es cierto que podemos tardar un poco más, pero de esta manera podemos construir los músculos que son necesarios para contar con una escritura suave.

Descargar ficha: Ejercicios de caligrafía siguiendo el patrón