Menú Cerrar

El ácido fólico antes del embarazo

A través de este artículo se analizará con detalle la necesidad de incorporar, si es que lo es, este tipo de ácido a la alimentación de la mujer, con carácter general, previamente a quedarse embarazada. Y es que, son incontables los estudios que constatan, de una u otra manera, la necesidad de adquirirlo.

El ácido fólico es uno de los aliados más interesantes antes del embarazo, porque ayuda a reducir considerablemente el riesgo de padecer diferentes afecciones médicas como es el caso de por ejemplo, la espina bífida y un montón de problemáticas que suelen darse en órganos tan vitales como el corazón.

Las aportaciones del ácido fólico en la mujer embaraza

No es ninguna novedad afirmar que el ácido fólico es un ingrediente indispensable durante el periodo gestante de la mujer. De hecho, son numerosas las investigaciones que afirman que el consumo de este tipo de vitamina B es realmente beneficioso para la protección y buena marcha del embarazo.

Contenido dentro de las vitaminas de grupo B y más exhaustivamente en su variante del tipo B9, el ácido fólico está especialmente indicado en las mujeres gestantes, para proteger el desarrollo de sus futuros hijos. Tanto es así, que si estás actualmente embarazada o piensas quedarte en estado próximamente, no deberás obviar la necesidad de incorporar este tipo de vitamina en tu alimentación habitual.

¿Es necesario incluirlo en la alimentación como suplemento?

Si quieres prevenir posibles problemas que pudiera tener tu hijo, se trata de un aliado que deberías tener en consideración conforme a incluirlo en tu alimentación usual. Así, conseguirás disfrutar de un mejor embarazo por sus efectos favorables sobre el feto y sobre todo, ahorrarte incontables problemas que podrían derivarse como consecuencia de la carencia de esta vitamina esencial en los bebés.

Suele ser habitual que autoridades médicas y en general, profesionales del ámbito del embarazo receten la inclusión de esta vitamina del tipo B9 en la alimentación de mujeres en estado de buena esperanza. De hecho, se trata de una posibilidad altamente efectiva y recomendada que puede añadirse en cómodas pastillas que no suponen ningún tipo de daño tanto para la mujer como su feto.

¿Cuál es la manera habitual de añadirlo a la alimentación de la mujer gestante?

Diversos estudios vienen a indicar que la posibilidad más recomendada para incorporarlo dentro de los alimentos consumidos por las gestantes, es precisamente como cifra aproximada un mes de referencia antes de iniciar el proceso de la búsqueda para conseguir el embarazo.

Se entiende como cifra aproximada, porque realmente es bastante complicado definir con precisión en qué momento se producirá la concepción, pero sí se puede contar con una cifra a modo de guía que sería la de un mes antes.

Algunos alimentos que lo contienen

Existen diferentes alimentos que contienen este tipo de vitamina y son especialmente recomendables en el caso de las mujeres embarazadas como es el caso de por ejemplo, los puerros, las coliflores, naranjas o incluso los limones. Así por ejemplo, estos alimentos contienen diversas proporciones de la vitamina pero se recomienda su consumo en gestantes.

Es tu turno, ¿sabías cómo de importante resulta este tipo de vitaminas en las embarazadas?