Menú Cerrar

El sistema óseo para niños

El sistema óseo no es más que el grupo de huesos que forman la estructura de nuestro cuerpo.

En nuestra mano hay muchos huesos pequeños que permiten el movimiento de los dedos. Cada articulación de nuestro cuerpo es posible gracias a la forma que posee el sistema óseo. Esto nos permite tener movimientos como doblar nuestras rodillas y tobillos para poder caminar.

Los huesos en el cuerpo

Si contamos los huesos hay más de 200 que forman el sistema óseo.

Su función es dar el soporte y generar la estructura corporal. Gracias a los huesos podemos hacer cosas como mantenernos de pie, sentarnos, caminar y correr. Si los huesos no habría forma de que nuestros músculos se mantuvieran en una posición. Los músculos se unen al sistema óseo y gracias a esa unión podemos realizar muchos movimientos.

También, nuestro sistema óseo, se conecta interconecta con los demás sistemas del cuerpo humano. Nuestros huesos sirven para muchas cosas y las más destacadas de estas son:

El mantenimiento de la postura. Los huesos son como un soporte para la postura de nuestro cuerpo.

Sostén mecánico. El sistema óseo brinda soporte para absolutamente todo el cuerpo.

Soporte dinámico. Los huesos están unidos de tal modo que permiten el movimiento del cuerpo. A cada unión de estas se le llama articulación.

El sistema óseo también posee huesos con doble función. Los huesos de nuestro pecho, llamadas costillas, sirven para proteger órganos vitales como el corazón. Empiezan desde la parte dorsal (la espalda) y por eso también protegen los pulmones.

Si miras esta imágen verás que la ficha está para llenarla, así que puedes ponerle los nombres de los huesos y las partes del cuerpo.

Crecimiento de los huesos

Cuando crecemos todo nuestro cuerpo lo hace. Los huesos también van creciendo y aumentan su resistencia. Según van pasando los años, los huesos alcanzan su máximo crecimiento y luego de unos años pueden volver a encogerse.

Si crecemos 5 centímetros es porque nuestro sistema óseo ha crecido.

Para crecer adecuadamente necesitamos que los huesos se mantengan sanos. Los huesos necesitan calcio.

Sin los huesos nuestros músculos no tendrían la posibilidad de mantenerse, por eso van creciendo al mismo tiempo, a medida que crecemos.

Al tener un accidente y quebrarnos un brazo, un dedo u otro hueso, nuestro sistema óseo tiene la capacidad de restaurarlo. El hueso dañado se reconstruye para juntarse y es proceso que lleva mucho tiempo. Al colocar el yeso en la parte del hueso roto se asegura que el hueso no se dañe más mientras se está reparando.

Descarga ficha para completar: Sistema Óseo