Menú Cerrar

Imágenes del esqueleto humano

Las imágenes del esqueleto humano nos pueden proporcionar un manera más sencilla de comprender el funcionamiento y partes de esta estructura interna. Debemos conocer que el esqueleto humano es considerado como el marco interno de nuestro cuerpo. Este se encuentra compuesto de 270 huesos al momentos de nuestro nacimiento, pero este total se reduce a 206 huesos cuando nos encontramos en una edad adulta, esto se debe a que con el paso del tiempo algunos huesos se ven fusionados. Los diversos estudios señalan que la masa ósea de nuestro esqueleto alcanza su máxima densidad alrededor de los 30 años de edad. También se debe conocer que el esqueleto humano puede encontrarse dividido en lo que es el esqueleto axial y el esqueleto apendicular.

Imágenes del esqueleto humano

Descargar ficha: Imágenes del esqueleto humano

El esqueleto axial puede ser fácilmente comprendido por medio de diversas imágenes del esqueleto humano, debido a que este se encuentra formado por nuestra columna vertebral, las costillas y la estructura del cráneo.

Por el lado del esqueleto apendicular, este se encuentra unido al esqueleto axial, formado por nuestra faja pectoral, pelvis y los huesos que componen nuestras extremidades tanto superiores como inferiores.

El esqueleto humano es fundamental para nuestra vida, debido a que cumple seis funciones consideradas como principales en la vida cotidiana. El esqueleto se encarga del apoyo, ayudar al movimiento, generar protección a órganos internos, producción de múltiples células sanguíneas, almacenamiento de iones y de la regulación endocrina.

Descargar ficha: Esqueletos para colorear

Dentro de la función del apoyo, nuestro esqueleto proporciona un marco que soporta todo el cuerpo y mantiene de esta manera su forma. Mientras que por el lado de la protección, sino contáramos con las jaulas que forman nuestras costillas, los cartílagos costales y músculos intercostales, nuestros pulmones se colapsarían, entre muchas otras protección a órganos vitales.

Por el lado de la función de movimiento, esto se debe a las uniones entre nuestros huesos. Principalmente, el movimiento se ve impulsado por los músculos esqueléticos, los cuales se unen al esqueleto en diversos puntos en los huesos. Los músculos, huesos y articulaciones generan el mecanismo principal para lograr el movimiento, el que se ve coordinado por el sistema nervioso.

El esqueleto humano también se encarga de generar células sanguíneas, las cuales se generan en la médula ósea. Además, las células óseas generan una hormona llamada osteocalcina, la cual contribuye a regular el azúcar en nuestra sangre.

Descargar ficha: Esqueleto humano

Mientras que las imágenes del esqueleto humano dejan en claro que no hay una diferencia sexual en su estructura general, como si sucede con otras especies, solo se cuentan con diferencias sutiles entre hombres y mujeres. Estas diferencias sutiles en el esqueleto de hombres y mujeres se reflejan en el cráneo, dientes, huesos del tipo largo y la zona de la pelvis. Por lo general, los elementos antes señalados en el esqueleto de una mujer tienden a ser más pequeños y con una contextura menos robusta en comparación con la estructura masculina. La pelvis femenina humana es quizás la mayor diferencia entre hombres y mujeres.