Menú Cerrar

Lateralidad

Los seres humanos al igual que los animales son bilaterales, sin embargo, estos generan una preferencia por un lado, lo que se denomina lateralidad, por lo que se puede comentar que la lateralidad es el predominio, o preferencia de un lado de nuestro cuerpo o cerebro, como sucede con las manos o pies. El ejemplo más claro de la lateralidad, es si una persona es diestra o zurda.

Lateralidad

El uso de nuestras manos; Este es el ejemplo más familiar para comprender de mejor manera la lateralidad, por lo que será nuestro punto de partida para comprender este concepto. El uso de nuestras manos se refiere a la mano que uno prefiere utilizar. Hay datos que señalan que más del 80% de las personas son diestras, mientras que cerca de un 18% son zurdos. También hay porcentajes más bajos de personas que son ambidiestras. Hay estudios que han logrado vincular la lateralidad en las personas, en relación a que se genera una preferencia por la mano que está más cercana a la boca cuando se desarrollan los fetos.

Lateralidad en nuestros pies

Esto hace referencia a cuál es nuestro pie dominante, por lo general la mayoría de las personas tienen un pie derecho dominante. Si alguna vez has jugado al fútbol, probablemente comprenderás la dificultad en el uso de una pierna que no es la dominante.

Un ojo dominante

Las personas por lo general tienen un ojo dominante. Esta preferencia se conoce como dominancia ocular. Es algo que se encuentra vinculado con la lateralidad de nuestra mano ya sea en la mano derecha o izquierda; Sin embargo hay casos aislados en donde el lado del ojo dominante y la mano dominante no coinciden. Los datos señalan que cerca de dos tercios de la población mundial el ojo dominante es el derecho y en un tercio el sector izquierdo es el dominante, sin embargo, en algunas porciones pequeñas de la población en donde no hay un ojo es dominante.

Ambidestreza

La ambidestreza es la capacidad de ser igualmente hábil en el uso de extremidades tanto del lado izquierdo como el derecho. Por lo general, esta es una habilidad que debe ser entrenada por los años, ya que ser naturalmente ambidiestro es una condición muy rara. Aunque hay estudios que señalan que las personas zurdas, pueden generar habilidades ambidiestras de manera más sencilla, debido a que deben aprender a utilizar diversas herramientas fabricadas para personas diestras, como cuadernos y tijeras en la etapa escolar, por lo que de una edad temprana logran fortalecer esta habilidad.

Descargar ficha: Lateralidad para colorear