Menú Cerrar

Lectura rápida

La lectura rápida como concepto puede ser analizado como la capacidad de comprender un texto en menor tiempo, un concepto que puede ser básico en la vida de los estudiantes, sin embargo, muchas veces no es tan sencillo el generar esta habilidad de lectura. La clave para reforzar nuestra lectura rápida, es simplemente el practicar. La manera más sencilla, es el leer todos los días. Debemos considerar que muchas personas pueden duplicar su velocidad de lectura y mejorar de paso su concentración al leer material que es considerado como importante para ellos, ya sea desde un buen libro, hasta el periódico por la mañana.

lectura rápida

Descargar ficha: Lectura rápida técnica de agrupamiento de palabras

Si buscamos el mejorar nuestra lectura rápida y ya tenemos arraigado en nuestra vida el concepto de leer todos los días, lo siguiente será el priorizar nuestra lectura. A que nos referimos como el priorizar, básicamente el generar categorías que podrían dividirse en tres materiales de lectura, los importantes, los moderadamente importantes y los menos importantes. En donde debemos leer el material en orden de importancia. Esto mejorara nuestro velocidad de lectura y comprensión de lectura, debido a que cuando comencemos a leer el material más importante, nuestra mente se encontrara clara y aguda. Debemos ser consciente que nuestra mente se distrae fácilmente tras realizar una actividad por mucho tiempo, es por eso que siempre debemos comenzar con la lectura más importante, ya que será en la etapa en donde más comprenderemos lo leído.

El generar vocabulario: Los educadores siempre han señalado que uno de los principales problemas por lo que los estudiantes no logran generar una lectura rápida, es debido a su pobre vocabulario ¿qué quiere decir esto? que a pesar de que los estudiantes leen un texto velozmente, estos realmente no lo llegan a comprender, principalmente porque no saben muchas veces el significado de palabras comunes en libros o en otros escritos. Para poder mejorar este problema, la recomendación es sencilla, siempre que no se comprenda una palabra, esta deberá ser anotada para posteriormente, una vez que se terminó la lectura, se investigue su significado. Con este acto sencillo, se logra aumentar el vocabulario de los estudiantes, además de generar una memoria a largo plazo, la cual permite recordar bajo que contexto esa palabra se utilizó en la historia, haciendo que se comprenda de mejor manera el texto antes leído, debido a que se fuerza a la mente el recordar algunos acontecimientos.

Descargar ficha: Lectura Rapida concepto

El ambiente influye: Otro de los enemigos de la lectura rápida, es el practicar esta capacidad en ambientes que son perjudiciales. Por ejemplo, el exceso de sonidos suele distraer fácilmente a nuestra mente, por lo que el leer ya sea con la televisión encendida, escuchando música o en ambientes con personas conversando, no es el apropiado para realizar ningún tipo de lectura. Otro sector que podría no ser el más apropiado, es en la cama, aunque es cierto que la lectura ligera puede ayudar a relajar la mente en esta etapa, nunca se debe analizar una lectura difícil o considerada importante en la cama, debido a que la mente y nuestro cuerpo tienden a relajarse. El lugar recomendado para practicar la lectura veloz, es en un escritorio, con la menor cantidad de distracciones.

Descargar ficha: Lectura rápida para comprobar comprensión