Menú Cerrar

Mi hijo (a) le gusta estar desnuda, ¿qué hacer?

Él nació de esa manera y, a veces es bueno estar, a lo natural. Pero podría ser que una etiqueta le está molestando, está con calor o que está dispuesto a saltar y bailar sin la opresión de la ropa. Los niños pequeños no saben las reglas sociales, por lo que sí están dispuestos, se quitan la ropa.

¿Debido a que mi hijo no quiere usar ropa?

Hay varias explicaciones que se pueden encontrar para que su hija o hijo siempre estén dispuestos a quedarse sin la ropa, independientemente del lugar y tiempo.

La causa más común en esta etapa de la infancia en el que le gusta desnudarse es el deseo de experimentar nuevas sensaciones, que se van yendoa medida que se va desarrollando.

Y así, la desnudez resulta para al niño una experiencia agradable, sintiendo que tiene el control de la situación, es el desarrollo de sus primeros pasos de la futura independencia.

Otro factor puede ser que sea alérgico a alguna pieza de ropa, lo que finalmente provoca picazón niño que acaba aliviado al quitarse la ropa.

¿Qué hacer para que el niño no se esté desnudando?

En estos momentos es importante que los padres enseñen a sus hijos quequitarse la ropa no es un hábito desagradable o vergonzoso, pero que no eslugar adecuado para hacerlo.

Y los padres también pueden estimular los hábitos del niño cambiándolo con otras actividades como la fabricación de juguetes, el dibujo y la pintura, y otras actividades, y con eso se va perdiendo poco a poco susganas de quitarse la ropa en cualquier momento y en cualquier lugar.

Recuerde también que esta etapa es muy importante que los padres sean pacientes con sus hijos para que el niño se pueda orientar sobre sus hábitos en la manera correcta, y que este hábito se abandona de forma espontánea y no con amenazas y castigos.

Obediencia

Su niño no nace obedientes o desobediente, sino aprende a serlo sobre la base de estímulos que les das y cómo reacciona a su comportamiento. Para que un niño ser obediente y comportarse correctamente hay que enseñar a hacerlo. Si sabemos cómo debemos actuar, la tarea resulta mucho más fácil.

Uno de los defectos más comunes que se pueden observar hoy en día en el continente es la baja exigencia y disciplina con los niños. Muchos padres también hoy han pecado por ser indulgentes con sus hijos cuando:

  • Perdona los castigos que les damos.
  • Permitir que no cumplan con lo que pedimos.
  • Dejamos que se salgan con las suyas.
  • No somos responsables por ellos desus tarea en casa.

Como consecuencia de esto, el significado de la obediencia se deteriorará.

No ponemos en duda la buena voluntad de los padres, o que hacen todo lo que pueden para educar adecuadamente. El problema es que nadie nos enseñó cómo tratar o educar a sus hijos.

En esta vida nos preparamos para todo: hacer curso para aprender a conducir, aprender a cocinar y aun cuando compramos un perro leer un libro sobre cómo entrenarlo. Sin embargo, con la educación de nuestros hijos lo aprendemos por inercia, debemos de aprender a cómo educarlos.