Menú Cerrar

¡Números Romanos para niños!

Como su nombre lo indica, los números romanos es un sistema de numeración que se desarrolló en la antigua Roma, con la finalidad de comenzar a contabilizar toda la mercancía que entraba y salía de sus territorios.

¿Cómo usarlos?

Estos números pueden son representados ya sea con letras mayúsculas y con letras minúsculas, en lo que se tiene que estar atento es la posición del número para saber si se encuentra sumando o restando.

Vale la pena que sepas que en la actualidad los números romanos son utilizados para marcar los siglos. Sin embargo es muy importante que los aprendas bien, ya que forma parte de tu proceso académico básico.

Para comenzar a trabajar con los números romanos, hay que indicar los distintos valores romanos que existieron y su correspondencia en nuestro sistema numérico, legado de los árabes. Lo primero que debes tener en cuenta, es que en este particular sistema de numeración no existe un valor para el cero, así que la numeración comienza así:

Sistema de numeración Números Romanos

¿Quieres saber más?

Como verás, a partir del número IV (cuatro) los valores comienzan a mezclarse, ya que las nomenclaturas o cantidades iniciales son: I (uno), V (cinco), X (diez), L (cincuenta), C (cien), D (quinientos), M (mil). Para identificar el número, tienes que estar pendiente de la posición en la cual se encuentran ubicados los símbolos, porque como te verás en la imagen anterior, IV representa al cuatro (4); pero si el valor I se encuentra después de la V, por ejemplo: VI, representa al número seis (6).

¿Cómo represento cantidades grandes?

En caso de que necesites representar una cantidad mayor a tres mil (MMM), existen las siguientes nomenclaturas. Como verás, para diferenciar las cantidades se les dibuja una línea en la parte superior, lo cual indica que pertenecen al rango de los miles.

Ejemplos de Números Romanos

¡Practicar y más practicar!

Una de las formas de aprender a realizar esta numeración de forma más eficiente es con la práctica, porque como se mencionó anteriormente tienes que estar al tanto del lugar en el cual se colocan los valores para evitar confundir las cantidades. Por ejemplo, el año 2014 se representaría de la siguiente forma: MMXIV. En esta representación, el número se verá de la siguiente forma: (MM) corresponde al 2.000 y la combinación (XIV) sería la correspondiente al 14 y al colocarlo todo junto sería el 2014.

En caso de tener que representar cantidades mayores al 900.000, simplemente a la representación se les colocaría en la parte superior una cantidad de líneas que hiciesen mérito a la cantidad que se desee representar como veremos en la imagen a continuación.

Números Romanos

Aquí te dejamos algunos ejercicios bastante sencillos de Números Romanos, para que completes en los espacios blancos y así vayas mejorando tu habilidad. Lo más recomendable es que durante un tiempo pienses en romano y cada número que uses lo visualices en tu cabeza, en romano. El año MMXIV está acabando, ¡Espero tener un gran MMXV! Números romanos en ejercicios