Menú Cerrar

Piratas famosos

En la historia han existido piratas famosos, muy recordados hasta la actualidad, por ser majestuosos en su oficio, siendo temidos y respetados como los piratas más sanguinarios que han existido, controlando y haciendo temblar los 7 mares, pues sus nombres perduran en los libros de historia por sus grandes hazañas, al ser capaces de llevar acabo, lo que ningún otro pudo.

 

Si sientes entusiasmo por conocer, cuales fueron estos temidos piratas que, alguna vez gobernaron los mares del Caribe, es mejor que sigas leyendo y conozcas la historia de estos emblemáticos piratas.

 

Black Bart

Imagen cortesía de pixabay.es

Su nombre real era Bartholomew Roberts, y fue una de los piratas más famosos de su década a pesar de haber durado tan poco tiempo en el oficio, pues su nombre fue más que más que pronunciado en la década de 1720. De origen Gales y en tan solo los 3 años que duro en el mundo de la piratería, logro robar y capturar más de 500 barcos.

 

Siendo un hombre que no le temía a nada y gobernaba a su gente con puño de hierro, atreviéndose a tacar y dar guerra a barcos que eran notoriamente mucho más grandes que el suyo, y ganando en muchas de las batallas que se enfrentaba, pues Black Bart, no era más que un hombre ruin y despiadado que gozaba tortura y aniquilar a sus contrincantes. Una de sus hazañas más conocidas, tiene que ver con el incendio de un barco de esclavos que el mismo provoca, luego de que ellos se opusieran a pagar rescate.

 

Black Bart, a pesar de ser un hombre tan despiadado, a él le gustaba estar siempre bien vestido, era educado y Cortes con las damas y curiosamente era conocido por ser un fiel creyente de Dios. Este pirata murió en el año 1722, durante una batalla naval que sostenía con HMS Swallow, donde se mantiene la creencia que fue arrojado por la borda, tal como él había deseado.

 

Francis Drake

Muchos ya habrán escuchado el tan temible nombre de este gran pirata, pues además de ser uno de los piratas más famosos, era conocido también por ser un héroe de Inglaterra (su país de origen), Sir Francis, fue un pirata muy habilidoso, rico y con un gran poder, tenía a su merced una cantidad enorme de recursos.

 

En Inglaterra era conocido y respetado por sus trabajos, mientras que, en España, no era más que un pirata cualquiera, una creencia muy errada, ya que, al juzgar por sus méritos, medallas y honores, Inglaterra lo veía como un héroe.

 

Pero debido a su dedicación por robar grandes cantidades de oro en los navíos españoles, no es de extrañar que fuera un hombre tan odiado por España, donde el valor de su cabeza rondaba los 6 millones de dólares actuales. Su carrera de pirata solo termino, cuando fue nombrado caballero por la mismísima reina Elizabeth I, donde a raíz de esto, dejaría por siempre sus hazañas en el mar y respondería solo al nombre de Charles Howard.

 

Captain Kidd

A pesar de que su nombre tomo gran autoridad en su época, es considerado actualmente unos de los piratas más desafortunados del mundo, esto se debe a que antes de ser un simple pirata,             William Kidd (nombre real), pretendía ser un nombre corsario escoses, pero para su mala suerte, terminó siendo solo un pirata, un oficio que estaba muy lejos de ser un corsario, pero aún así era lo más parecido que había.

 

El atacar y robar al enemigo, eran una d sus principales labores, siendo al principio dirigido por mismo gobierno británico, para determinar e indicarle que barco debía atacar y a que pirata debía matar. Pero lo que catapulto a Kidd ser un pirata tan glorioso, fue haber logrado tomar con éxito un barco inglés, el cual tenía una gran tonelada de oro, lo que llevo a que su nombre, fuera recordado como un verdadero pirata.

 

Sin embargo, su vida de pirata se termino muy temprano, cuando ingenuamente se dirigió a Boston, tras la falsa promesa de que todos sus crímenes se pagarían con clemencia y que él no tendría ningún tipo de castigo, una mentira la cual Kidd creyó fielmente, siendo ejecutado como pirata. La historia afirma que fue decapitado y que su cuerpo fue colgado sobre el rio Támesis, como una cruel advertencia para los otros piratas.

 

Henry Morgan

Su nombre fue recordado como uno de los más valerosos piratas de su época, fue recordado por ser realmente valiente y un líder natural. Nacido en Gales en 1635, Morgan, tenía el sueño de obtener grandes riquezas, pues estar rodeado de oro era su único deseo, y decidió hacerlo realidad al avanzar a Jamaica, para lograr su cometido.

 

Como corsario y capitán inglés, su deseo no se le seria difícil, ya que logro formar una inmensa riqueza a su alrededor y una gran tripulación de la que Morgan sentía orgullo, era realmente respetado por todos y temido, ya que, sin pavor, Morgan había logrado realizar una campaña exitosa, para atrapar a cualquier navío español y alemán, a quienes mataba, saqueaba y torturaba ganándose grandes enemigos, pero una gran notoriedad.

 

De hecho, muy diferente a miles de los piratas que existen en el mundo, nadie fue capaz de vencer a Morgan, este gran pirata fue el que decidió retirarse de sus oficios pacíficamente y sin recibir ningún castigo en 1688, lastimosamente Morgan no dejo ninguna descendencia, siendo solo su nombre lo que más prolífera en la autoridad, y sus actividades como pirata.

 

Barba negra

Imagen cortesía de pixabay.es

Es muy difícil creer que nadie sepa quien fue este glorioso pirata, pues fue uno de los piratas más famosos, siendo su nombre inspiración de muchos libros, historias y personajes ficticios del cine.

 

Nacido en Inglaterra bajo el nombre de Edward Teach, empezó su vida de pirata a muy temprana edad, siendo uno de los tripulantes de Benjamín Hornigold, donde debido a su fuerza, valentía y dedicación, era constantemente ascendiendo de posición hasta construir y crear su propio barco, al cual bautizo como Queen’s Anne’s Revenge.

 

Luego de bautizarse a sí mismo como Barba negra, comenzó a liderar su barco y emprender la búsqueda de la gloria. Barba negra era un hombre preparado, pues tenía a su disposición varias armas, espadas y cuchillos que portaba encima, por lo que, siempre estaba preparado para enfrentar cualquier cosa. Su riqueza fue aumentando drásticamente junto a su nombre, era temido y era más que nada honrado y respetado por los demás capitanes de otros barcos.

 

Sin embargo, sus días de pirata acabaron al momento en que recibió un indulto, por lo que no le quedo más que vender y abandonar su tripulación y botín. Pero esto no ceso las actividades de Barba negra, quien solía seguir matando y robando, esto acarreó a que el gobernador diera la orden de su captura. Solo y sin tripulación Barba negra se enfrentó a sus captores en una batalla que duro mucho tiempo, sabiendo que su fin llegaría pronto.