Menú Cerrar

Sopa de letras: Teoría y práctica

Gracias a las letras podemos escribir todas las palabras que hemos ido aprendiendo. Con las 24 letras que componen el abecedario somos capaces no solo escribir nuestro nombre, el de nuestros padres y el de nuestros juguetes favoritos; sino que con la práctica podremos hacer cosas muy interesantes con las letras, hasta jugar con ellas. Sí, con las letras es posible realizar muchos juegos interesantes, y no solo escribir nuestras tareas.

Sopa de letras

Uno de los juegos más entretenidos en el que podemos utilizar las letras tiene un nombre muy curioso: La Sopa de Letras. Así como el cereal con letras pero ésta sopa no se come sino que debemos encontrar entre un montón de letras desordenadas en un cuadro palabras que se quieren esconder de nosotros.

Las palabras que se esconden en la sopa no son tontas, y se pueden ordenar de muchas maneras para que sea un reto encontrarlas. Pueden estar ocultas de varios modos posibles: horizontalmente, de izquierda a derecha o de derecha a izquierda; de arriba abajo ascendente o descendentemente y también escondidas en diagonal, que no es ni horizontal ni vertical.  ¿Verdad que suena a aventura interesante?

¿El origen de la sopa de letras es…?

Éste pasatiempo se lo debemos a un español que vivió hace muchos años, de nombre Pedro Ocón de Oro, quien publicó este juego en 1976, y desde entonces ha mantenido su popularidad tanto en los ratos libres como en la escuela, esto debido a que es un modo entretenido para que los niños desarrollen la concentración y la visión en detalle, pues es necesario abstraer la composición de una palabra entre el desorden de las otras letras para encontrar lo que estamos buscando.

Hay algunos trucos para que encontrar las palabras resulte mucho más fácil:

El primero es buscar las palabras más largas, que suelen ser las más fáciles de encontrar.

Otro método pare resolver una sopa de letras es buscar solo la primera letra e ir localizando alrededor las letras siguientes, haciendo círculos con el dedo hasta encontrar las otras letras.

A medida que van apareciendo las palabras ocultas en la sopa de letras se vuelve más fácil encontrar las siguientes, pues el número de letras que queda se reduce y los espacios en los que pueden esconder una palabra también, solo es cuestión de organizar la búsqueda de las palabras más extensas y obvias hasta las más pequeñas y escurridizas. Divertido, ¿a que sí? Aquí tenemos una sopa de letras para que te diviertas un rato. Sopa de letras